El alcalde de Los Barrios, Jorge Romero, y la delegada de Asuntos Sociales, Sara Lobato, han asistido esta mañana en Cádiz a la firma de la adhesión al acuerdo institucional en defensa de la infancia y la adolescencia, cuyos principales objetivos son el refuerzo de las políticas públicas de protección del colectivo y la mejora de la coordinación entre las distintas administraciones.

Un documento firmado hoy en Cádiz con la Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de Cádiz, y todos los ayuntamientos de más de 20.000 habitantes de la provincia.

Lobato ha destacado que “este acuerdo servirá para mejorar la vida de los niños y niñas de la provincia y del municipio, defendiendo sus derechos y que crezcan en libertad y en un entorno feliz”.

La edil ha señalado que “este pacto es transversal y cuenta con el apoyo y trabajo de todas las administraciones y el Ayuntamiento, como administración más cercana y la que ejecuta.  Próximamente los diferentes técnicos municipales de los Ayuntamiento de la provincia se reunirán para compartir experiencias y poner en común proyectos y programas con la infancia y adolescentes”, apuntó.

El acuerdo institucional sellado hoy por la Junta, la Diputación Provincial de Cádiz y los ayuntamientos gaditanos de más de 20.000 habitantes, propone que las instituciones implicadas se conviertan en auténticos espacios de protección y buen trato de la población infantil para, en definitiva, mejorar la calidad de vida de los niños y niñas gaditanas.

El acuerdo contempla un total de nueve compromisos, entre los que se incluyen la elaboración de planes de infancia a nivel local y provincial en los que se establezcan las prioridades y necesidades detectadas, y que permitan el diseño de acciones preventivas a fin de ofrecer a los niños un entorno familiar y social en armonía y sin violencia; así como garantizar los derechos de los niños, especialmente de quienes son más vulnerables, como eje primordial de las acciones previstas, estableciendo mecanismos que posibiliten su conocimiento, divulgación y sensibilización.

Los firmantes se comprometen también a compartir buenas prácticas y fomentar estrategias dirigidas tanto al interior de las entidades como hacia la sociedad en general; a incorporar cambios sistémicos y en la cultura organizacional en este ámbito, a la vez que formar a los profesionales.

También se adhieren para apoyar la creación de consejos de participación de los menores a partir de los cuales se tengan en cuenta sus aportaciones e intereses en los asuntos públicos que les afecten; a promover la constitución de mesas del buen trato a la infancia y la adolescencia que posibiliten el desarrollo de políticas intersectoriales y el trabajo en red; a impulsar servicios y programas que respalden la parentalidad positiva de las familias a la hora de ejercer sus responsabilidades en el cuidado, educación y desarrollo integral de los menores; y a impulsar servicios y programas que empoderen a las familias, evitando su exclusión social y reduciendo desigualdades.

El desarrollo de experiencias de esta clase se enmarca en el Plan Integral de Atención a la Infancia de Andalucía, la hoja de ruta de la Junta para garantizar el cumplimiento de los derechos de los menores, especialmente de aquellos que por sus circunstancias personales y sociales presentan mayores necesidades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here