DIARIO AS.COM

La Spain Kiteboarding League, el circuito nacional de kitesurf freestyle y strapless, ha celebrado su última prueba en Tarifa. La playa de Valdevaqueros ha sido, una vez más, escenario de coloridas cometas e imposibles saltos en un paraje incomparable.

Allí, en una playa abarrotada, muchos fueron testigos de lo que podría ser un increíble récord del mundo de kitesurf. Y es que uno de los riders, que no estaba compitiendo, aprovechó una racha en la zona de El Tumbao y se elevó a gran altura. Así lo recoge el diario deportivo AS.com

La crónica del momento, firmada por Marc Fontrodona, relata que “se mantuvo un buen rato y a medida que pasaban los segundos, más gente levanta el culo de la arena y empezaba a frotarse los ojos ante lo que no sabían si era una heroicidad o un acto de supervivencia. El caso es que el rider en cuestión se cruzó toda la playa y pasado más de medio minuto cayó en la otra punta -casi en Punta Paloma- ante los aplausos de público, jueces y riders, que no se creían lo que acababan de ver”.

El protagonista de este increíble salto es Carlos Aldaravi, un rider de Santa Pola que con aquella proeza consiguió una invitación a la Expression Session.

“Tras comentar con unos y con otros, calculamos que el salto ha sido de unos 30 metros de altura y entre 30 y 40 segundos en el aire. Hasta ahora el salto más alto mundial había sido de 29 metros y unos 20 segundos de duración. Por lo que puede que… ¿Récord mundial? La pena es que el PIQ haya fallado y no haya quedado registrado, pero siempre quedará en mi memoria!”, ha comentado este superman del kite en su cuenta de Instagram.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here