La Junta de Andalucía, a través de la Consejería de Educación, ha hecho un llamamiento a la calma después de la sentencia del TS que obliga a la Junta a readmitir a dos profesores condenados por abusos sexuales. Desde el Gobierno autonómico aseguran que los docentes que hayan sido condenados por algún delito contra la libertad e indemnidad sexuales no pueden impartir clases en los centros públicos andaluces. 

Actualmente, estos docentes no desempeñan ninguna labor en ningún centro educativo ni tienen ningún contacto con menores. Estos funcionarios podrán solicitar alguno de los puestos de la administración, siempre que cumplan con los requisitos y que no estén en contacto con menores.

Desde la Consejería de Educación han subrayado que para el acceso y ejercicio a profesiones que impliquen contacto con menores, es requisito indispensable el no haber sido condenado por delitos como la agresión y el abuso sexual, acoso sexual, exhibicionismo y provocación sexual, prostitución y explotación sexual y corrupción de menores, así como por trata de seres humanos. De hecho, quien pretenda el acceso a estas actividades debe presentar una certificación negativa del Registro Central de delincuentes sexuales. La Consejería ha expuesto que acatará la sentencia en sus justos términos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here