Volvemos al horario de invierno. Esta madrugada hemos cambiado la hora.

Atrasando los relojes sumamos una hora extra de sueño. El objetivo de esta práctica es ganar más luz a primera hora de la mañana y lograr un pequeño ahorro energético en industrias, oficinas y viviendas.

El cambio de hora podría desaparecer antes de 2020, ya que la Comisión Europea ha propuesto eliminar esta práctica. Cada vez son más las voces que critican el cambio de hora por los distintos trastornos y desajustes a los que tiene que hacer frente nuestro cuerpo en los primeros días de adaptación a un nuevo horario.

La Comisión Europea, que ha propuesto que el último cambio de hora en el bloque comunitario sea en 2019, ha dejado la decisión en manos de los gobiernos.

Según el calendario sugerido por la Comisión Europea, el último cambio de hora obligatorio tendrá lugar el 31 de marzo de 2019. Los Estados miembros que deseen volver al horario de invierno podrán realizar una última modificación el 27 de octubre. A partir de esa fecha no se podrán hacer más cambios. La Eurocámara y el Consejo de la UE deben aprobar la normativa como muy tarde en marzo de 2019.

¿Y tú qué opinas?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here